Día Nacional de la Lengua de Signos

 

Día Nacional de las Lenguas de Signos Española, aprobado por el Consejo de Ministros y promovida por la Confederación Estatal de Personas Sordas a favor de la promoción y protección de las mismas, queremos manifestar en esta conmemoración (después de ocho años desde la aprobación de la Ley 27/2007, de 23 de Octubre , que reconoce las lenguas de Signos españolas, y tras cuatro de la Ley Andaluza 11/2011 aprobado por el Parlamento Andaluz) , nuestra siguiente reflexión:

La fecha fue adoptada en el 2014 por el Consejo de Ministro porque ese mismo día 14 de Junio de 1936 se constituyó la CNSE, Confederación Estatal de Personas Sordas, entidad que junto a su red asociativa, ha hecho posible que estas lenguas sean valoradas en la sociedad.

Con esta conmemoración, cuyo objetivo es fomentar la inclusión, la igualdad de oportunidades y participación en una sociedad diversa, multilingüe y multicultural, España se alinea con otros países europeos, que cuentan con iniciativas similares.

¿Qué es la lengua de signos?

Las lenguas de signos son lenguas de carácter visual utilizadas tradicionalmente por las personas sordas y sordociegas. Surgen de manera natural desde la propia comunidad usuaria para dar respuestas a una necesidad: la comunicación. La lengua de signos no es universal. Cada país tiene su propia lengua de signos. En España, por ejemplo, están reconocida la lengua de signos española.

La lengua de signos hoy, forma parte de nuestro patrimonio lingüístico y cultural. Es el vehículo de comunicación de las personas sordas y sordociegas, y una herramienta fundamental para su plena participación social, política, cultural y económica. Un idioma que para sus usuarios se convierte en clave vital y que por tanto, es y debe ser, un derecho básico y fundamental.

La Lengua de Signos Española, una lengua viva que hay que impulsar verdaderamente y para ello contamos con la Ley 11/2011, que regula la LSE en Andalucía, pero pedimos que se adopten y favorezcan medidas urgentes de accesibilidad a la comunicación, y buenas prácticas en el Ámbito de la Administración, reivindicamos como Comunidad Sorda andaluza, la protección al uso de nuestra Lengua. No podemos seguir teniendo leyes sin garantía de cumplimiento de derechos en la vida real de las personas sordas.